Semáforo escolar de la calidad del aire, un programa para concientizar a los niños sobre los daños que ocasiona la contaminación

Escrito por el 22 agosto 2017 en Sin categoría con las etiquetas

Armando Ahued Ortega, titular de la Secretaría de Salud de la CDMX, dio a conocer un proyecto puesto en marcha en la capital, siendo la primera vez que se diseña una estrategia de esta índole.

Se trata del Semáforo escolar de la calidad del aire para la CDMX, un programa piloto que se lleva a cabo de manera coordinada con la Dirección de Vigilancia Epidemiológica y Medicina Preventiva, en colaboración con el programa de Salud Escolar de la Secretaría de Salud federal.

Su meta principal es construir, desde la niñez, una cultura de información y crear conciencia sobre los daños que causa la exposición a la contaminación. Para lograrlo, se ha trabajado durante dos meses con alumnos de escuelas primarias de las delegaciones Azcapotzalco y Tlalpan.

Mediante el diseño de un semáforo ambiental, se les explica a los escolares las repercusiones a la salud cuando se registran niveles elevados de contaminación en la ciudad.

El objetivo es que tanto niñas como niños se sensibilicen sobre lo que la contaminación puede ocasionar en su salud si no se acatan las recomendaciones de las autoridades sanitarias, como por ejemplo suspender las actividades recreativas y al aire libre, al igual que identificar posibles síntomas como estornudos constantes, nariz tapada, dolor de cabeza, ardor de ojos, fluido nasal o dolor de garganta.

El programa busca evaluar la relación entre la implementación de la herramienta para prevenir la exposición a contaminantes atmosféricos, la presencia de los efectos agudos en la salud en alumnos de quinto y sexto grado de primaria, y medir el cambio de percepción de riesgo en ellos.

El semáforo utiliza un lenguaje simple y comprensible. Este comienza con una indicación visual, que corresponde al nivel de contaminación, seguida de la presencia de molestias que los escolares identifican, y finaliza con una serie de recomendaciones importantes, a fin de reducir la exposición a los contaminantes atmosféricos.

Cabe destacar que el equipo del programa de Salud Escolar trabaja directamente con directivos y maestros de las escuelas intervenidas para concientizarlos respecto al tema de los efectos negativos de la contaminación. De esta forma, es posible implementar la herramienta con los alumnos que actualmente participan en las actividades del programa.

 

Fuente: Excélsior

Comparte esta entrada:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *