¿Cuánto contaminan los fuegos artificiales en Navidad?

Escrito por el 19 diciembre 2017 en Sin categoría con las etiquetas

Los fuegos pirotécnicos o artificiales de fin de año son una tradición muy arraigada en nuestra sociedad. Ejemplo de ello y de cómo inicia esta práctica es la innumerable quema de castillos para conmemorar el día de la Virgen de Guadalupe, y de ahí las posadas u otros festejos hasta el 31 de diciembre. No obstante, el daño a la naturaleza por encender dichos fuegos es enorme, debido a la cantidad de gases y partículas que desprenden en el medio ambiente.

Cabe resaltar que por este motivo, la contaminación del aire aumenta hasta en un 70% durante las fechas decembrinas. Asimismo, debemos mencionar que la quema de muñecos —tradición que se realiza en algunos lugares de provincia y en diversos países de Sudamérica— también es peligrosa.

De acuerdo con Arturo Alfaro, ecologista y presidente del Instituto Vida, en Perú, los fuegos artificiales liberan a la atmósfera gases contaminantes como el monóxido de carbono, aluminio y otras partículas que tardan hasta tres días en disiparse.

El experto advierte que la presencia de estos elementos en el aire puede, además, alterar la temperatura, ya que es común que genere cambios temporales en el clima por la acumulación de gases, haciendo que la contaminación se torne muy grave.

Finalmente y como cereza en el pastel, los efectos de quemar fuegos artificiales también son altamente nocivos para la salud, ya que dan lugar a problemas respiratorios.

Por ello, esperamos que con esta información comprendas la importancia de no utilizar o comprar fuegos artificiales en Navidad, pues de esa manera contribuimos a mejorar la calidad del aire y a disfrutar estas fiestas en un ambiente más seguro y más saludable.

 

Fuente: El Popular

Comparte esta entrada:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *